La Selva Negra, Alemania, estado federado de Baden-Wurtemberg

En el sud-oeste del país, haciendo frontera con Francia por un lado y Suiza por el otro, y muy cerca de Liechtenstein, se encuentra la Selva Negra. Fueron los romanos los que bautizaron como Populus Nigra los bosques de esta región alemana. Llena de pueblos con encanto, prados verdes y campos de cultivo,  casi 500 km. en 3 semanas, una ruta para hacerla con tiempo y disfrutar del #ontheroad , alejado de grandes ciudades, polígonos y carreteras congestionadas. 

kisspng-wattpad-book-cover-reading-5a6846b22987d6.42087628151678328217012

Nuestro recorrido empieza en Francia, dejando atrás los tediosos y carísimos peajes del país, para entrar en Alemania, dónde las autopistas son gratuitas excepto para los camiones de 7,5 t., todo un lujo que hay que aprovechar, y más cuando vives en la carretera!. En la gran mayoría de ciudades o poblaciones de Alemania relativamente grandes, está prohibida la circulación a vehículos sin distintivo verde, por lo que Copito, no puede ni acercarse, así que la ruta tiene un condicionante más, que para los que os movéis con la casa a cuestas ya sabéis de que va, pero para los que no, el tener que dormir fuera de una población puede ser un inconveniente en según que casos, como cuando no hay transporte público, pero en Alemania no es el caso. Así que, nuestra primera noche fue en Friburgo de Brisgobia, una de las puertas a la región. Existe una  web con app. para consultar las restricciones de tráfico en la mayoría de países europeos, perfecta para un ruta por carretera.

Aparcados en un parking en la entrada de la ciudad, tomamos un autobús hasta la zona universitaria para tomar el tranvía y llegar al centro, fácil y rápido, por 2,40 €. Ciudad pintoresca dónde las haya, tiene un casco antiguo de esos que te invitan a pasear sin esperarlo. Rodeado de pequeños canales a modo de atractivo turístico, dicen que si metes un pié en uno de ellos volverás a la ciudad. No lo probamos… 

Pero al tema, con una Catedral que data del 1513, después de más de 3 siglos de obras, una bonita plaza y un sinfín de edificios pintorescos, infinidad de pequeñas tiendas y mucho ambiente, una vez entras en el casco antiguo, no quieres nada más que recorrerlo y descubrir sus rincones.

Catedral de Friburgo

De estilo gótico y de gran tamaño, la Catedral o Münster destaca por sus grandes rosetones originales, un campanar en forma de espiga de  116 m. de altura, al que se puede subir previo pago, y un crucifijo del s.XIII. La plaza en la que está ubicada y que recibe su nombre, tiene otros edificios igual o más peculiares, tales como el Granero, la Biblioteca municipal y Almacén Histórico, con una fachada de color rojo, dos torres laterales a modo de mirador y cuatro esculturas del emperador Maximiliano I, el Rey Felipe el Hermoso, el emperador Carlos V y su hermano Fernando I.

El Almacén Histórico
Los canales de Friburgo
Esperando a su hijo, o no, con el barquito en el canal.

Como dato curioso, más de 14 km. de canales o arroyuelos, Bächle, rodean el casco antiguo. En la antiguedad se usaban como abastecimiento de agua usable, que no potable. Hoy día siguen a modo de atractivo turístico y como influencia para bajar la temperatura en verano.

#ontheroadagain hacia los lagos de Titisee y Schluchsee, aunque acabamos en Menzenschwand. La carretera que te lleva de un punto a otro es impresionante, con unas vistas que quitan el aliento. Pero, una vez llegas a los lagos, parece que estas en un paraíso turista, y la presencia de actividades como parques acuáticos o campings en todas las esquinas quitan el encanto que pueda tener la zona. Aunque hay a quién le gusta, no es nuestro caso, y volvemos a la carretera para alejarnos. Consultamos en Park4night hacía donde podíamos ir y descubrimos un área para autocaravanas entre colinas y lo que en invierno son pistas de esquí, el pueblecito de Menzenschwand.

 

En Alemania se estilan mucho las áreas para autocaravanas, tanto públicas de pago, como gratuitas. En la mayoría tienes los servicios de vaciado y de luz pagando 1€, y muchas de ellas están en ubicaciones privilegiadas. Puedes pasar todas tus vacaciones sin pagar una sola noche en ningún camping. Esta fue la única área que pagamos en tres semanas. 

El área de autocaravanas pública de pago, 7€ noche/vehículo.

Menzenschwand resultó ser todo un descubrimiento, con una vistas impresionantes al valle, rodeado por los montes Feldberg y  Herzogenborn, espesos bosques y grandes prados de color verde intenso, incluso un salto de agua con fácil acceso, las cascadas Menzenschwand. Alimentadas por el deshielo, no mantienen un curso fijo, por lo que los saltos de agua pueden variar su ubicación, por pocos metros de diferencia dependiendo del nivel de agua. Un rincón con mucho encanto que hay que visitar fuera de cualquier ruta turística. Después de tres noches, carretera de nuevo hacia Donaueschingen.

Menzenschwand, desde lo alto de las cascadas.

Donaueschingen y el polémico nacimiento del Danubio.

Donauquelle, la fuente que simboliza el nacimiento del Danubio, en las cercanías, que no en ese punto axacto.

Antes de desembocar en el Mar Negro, crucar 10 países en dirección este sud-este, y alimentarse de unos 300 afluentes, el río Danubio nace en Donaueschingen, en la Selva Negra. La unión de los ríos Brigach y Breg en las afueras de la ciudad dan origen a los más de 2800 km. de largo, siendo el segundo más largo de Europa. 

Una de las cosas que más rabia da cuando pretendes hacer una foto que sabes que te gustará es encontrar cientos de personas delante y que no se muevan. Por eso, levantarse a las 7.00 de la mañana e ir en búsqueda de esa foto, puede dar resultado. Y así fue, tuve la suerte de no encontrar a nadie, y hacer todas las  fotos que quise. Donauquelle, defrauda y encanta a partes iguales, si te imaginas dos grandes ríos juntándose en un prado, te defraudará, pero si sabes a lo que vas y te encuentras esto, seguro que te gustará. Ubicada en un pueblo con relativo encanto, fue construida como símbolo del nacimiento del río, y sí, la fuente no es más que lo que se ve en la foto, pero el color del agua, lo limpia que está a pesar de las monedas que seguimos tirando como borregos, y el entorno, dan un marco incomparable. Merece una visita si te pilla de camino, aunque nosotros nos desviamos un poco para verlo. Las distancias en Selva Negra son muy cortas, por lo general no haces más de 50 km. de un punto a otro, así que no queda lejos y puedes pasar el día por los alrededores.

Triberg, a escasos 20 min. de Donaueschingen, es uno de esos pueblos que aparecen en cualquier guía turística de la zona, nosotros lo borraríamos y más después de verlo, pero si quieres incluir alguna actividad turística en tu ruta, debes ir. Presumen de tener dos de los relojes cuco más grandes del mundo y unas cataratas, que según ellos son las más altas de Alemania, pero no están ni entre las 5 más altas. Hay que decir que para visitar las cataratas hay que pagar, 3´5€ miserables euros, pero no deja de sorprenderme tener que pagar por algo propio de la madre naturaleza.

#ontheroadagain to Schiltach

Schiltach

Si lo que buscas es ese lugar mágico, ese lugar en el que encontrar la calma, un sitio en el que perderse y con muy poco turismo, ese lugar es Schiltach. Su atractivo reside en su ubicación, rodeado de montañas y bosques, dos ríos, el Kinzig y el Schiltach que lo atraviesan, y como no, la arquitectura característica de la región, esa con entramados de madera en las fachadas, muchas de ellas del s.XVI . Pasear por sus calles y la orilla del río, llegar a la plaza Marktplatz, donde se encuentra el ayuntamiento. Éste sí que merece ser incluido en tu ruta.

Freudenstadt, Gengenbach y Baden-Baden, se suman a la ruta con balnearios, Catedrales peculiares, fábricas de cerveza y plazas de Mercado inmensas, todo para cerrar un broche de oro, pero eso sí, todo a una relativa corta distancia. Reservaros 10 días para disfrutarlo, una semana si no tenéis más tiempo, pero os recomiendo disfrutar de este viaje con tiempo.

Muchos de vosotros ya sabéis que hemos añadido tienda a la web, camisetas, sudaderas, deportivas, mochilas y nuestras fotografías en formatos diferentes… un montón de cosas más con diseños propios, daros una vuelta que seguro algo os convencerá. Podéis aprovechar la promoción hasta el 15 de junio, un 10% de descuento con el código zeroseis.

Además hemos añadido un servicio para ayudaros a organizar vuestros viajes, contactar con nosotros que seguro encontramos lo que estáis buscando. 

Pronto más novedades, poco a poco las iréis viendo…!

 

Síguenos en...

Escrito por Ivan Baxarias

Loco por viajar desde pequeño, me encanta la fotografía y lo que puedes reflejar a través de ella.

2 comentarios

Nos motiva mucho que comentéis las publicaciones!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.