Prólogo: espero que ahora aparezca bien en pantalla, ayer lo hice con el móvil y no se veía bien. Mil disculpas. Y gracias a todos los que me avisasteis.

En el Norte, para ser más exactos en Galicia, donde acabé el anterior post, donde nos resguardamos de Leslie y Michael, y donde mi cuerpo parecía adaptarse al cambio. Una muy buena bienvenida la de Galicia, con dos personas muy peculiares si me permitís el calificativo, muy buena gente, de esa con la que tomarías un café, o dos, sin ningún tipo de duda.

LRM_EXPORT_147394737909797_20181028_215016467.jpeg

Primera parada en territorio gallego, una gasolinera /restaurante /supermercado / pensión / parking, en la que decidimos quedarnos a comer también, Leslie estaba pasando cerca y se notaba. No sé decir donde estábamos, ni como se llamaba la gasolinera o restaurante, pero comimos de 10. En sí los platos no eran nada del otro mundo, una ensalada verde, una escalopa y una hamburguesa, pero debió ser el hambre o ese no sé qué gallego, que hace que la comida tenga otro sabor y otro olor.

Los árboles son de color verde limpio, sí sí, he dicho bien, verde limpio, brillante, intenso, el mismo verde después de la lluvia en cualquier otro sitio; el mar agitado, siempre embravecido, que junto al viento y al paso de los años, ha esculpido unas formas en los acantilados que ni el mejor de los lienzos de Claude Monet. Y la gente, buena gente, como en todos lados, pero la diferencia entre capitales y pueblos de interior es evidente.

Acabamos en un Camping, en Maceira. Manel lo encontró de casualidad, pero bendita casualidad. Ana, muchas gracias por alojarnos aunque cerraras por vacaciones. Gracias por toda la información que nos diste de Galicia, de tu tierra, de esa tierra que entre todos debemos conservar, cuidar y valorar. Es la primera vez que alguien, sin pedirlo ni preguntar, nos da toda la información que nos dió Ana sobre los atractivos de la zona.

Por desgracia, “o por suerte, según se mire”, el tiempo, y un encargo de la web de Manel www.manelsalcedo.com , nos impidió ver más que los alrededores del Camping Maceira y su Praia Fluvial, en Covelo, Pontevedra. Suficiente. Imagino que todos, en un momento dado, necesitamos un retiro, en cualquier situación, calma, tranquilidad, sin gente, lluvia, frío otoñal, montaña, descanso…

Se acaba la paz, #ontheroadagain to O Grove y la Isla de la Toja. 100% veraniego, “islas” destinadas al veraneante gallego en su mayor parte.

Siguiente parada, Santiago de Compostela, bonita Catedral, bonita plaza Do Obradoiro y bonito casco antiguo. Con una mañana, visto.

Vuelta a la carretera, que nos lleva a un paraje impresionante, Estaca de Bares. Acantilados de vértigo, pueblos que padecen el paso del tiempo, sin gente, casi despoblados, pero con un encanto especial. Mala mar, siempre mala. Y el Faro, ese bonito punto del extremo más al norte de la península que separa las aguas del Cantábrico y el Atlántico. Pudimos hacer noche aparcados en un camino que llevaba al acantilado. En un punto como ese, el viento no cesa, por muy tarde que sea, o por muy bonito que sea el paisaje, siempre azota.

Vuelta a la carretera, que nos lleva hasta Asturias. La llaman la Costa Verde del norte, y que verde!. Intenso y extenso, de interior a exterior, llena de montañas y acantilados. Nuestros amigos de @rumbozen nos recomendaron un pequeño bosque de Eucaliptus en la Playa de Rodiles. Y fuimos a ese precioso rincón, estuvimos dos noches, y nada más llegar, calabacita atrajo a alguien. Vino a saludarnos Iñaki, la curiosidad por algo tan pequeño y de formas tan atractivas le sedujo. Estuvimos charlando un rato compartiendo inquietudes, cada uno con las suyas, muy distantes entre ellas, pero con algo en común, la dificultad de llevarlas a cabo.

bufones de pría940939732..jpg

Cohousing y viviendas colaborativas www.axuntase.es . Por desgracia, en este país aun hay mucho camino por hacer en lo que a este tema se refiere. Pocos son los afortunados que pueden vivir en una comunidad de este tipo, y muchos los que quieren. Iñaki, de todo corazón, esperamos que podáis resolver vuestras dificultades. Nos encantó vuestra compañía, y será un bonito recuerdo de esta nuestra aventura. Gracias. Un abrazo a todos.

Next stop, los Bufones de Pría, en Llanes. ¿ Y que son los bufones?. Son fenómenos naturales originados por la erosión del mar y la lluvia en la roca caliza, formando grietas y chimeneas que conectan el mar con la tierra. Con Marea Alta, el mar empuja el aire a través de los conductos y hace que salga a presión, y si el oleaje lo permite, el agua puede salir disparada formando columnas de agua impresionantes.

Allí nos quedamos 3 fantásticos días, en un rincón del parking de la zona. Nada más que tierra, sin servicios, ni duchas, ni agua, ni wc, nada, un descampado rodeado de bosque y a 1 km del mar, pero que bien estuvimos.

Esa ubicación, nos permitió estar relativamente cerca de Ribadesella, la Cuevona de Cuevas del agua y de Los Lagos de Covadonga, en el Parque Natural de los Picos de Europa. Y suma y sigue en lo que a belleza se refiere.

Asturias, una pena no haber podido dedicarte más días. Tenemos una cita pendiente.

Después de 3851 km y 23 días, ponemos fin a la Primera Etapa en San Sebastián, una tarde paseando por La Concha, esa bonita playa en esa bonita ciudad.

Hasta luego España.


Síguenos en...

Escrito por Ivan Baxarias

Loco por viajar desde pequeño, me encanta la fotografía y lo que puedes reflejar a través de ella.

4 comentarios

  1. Es una gozada poder leeros, y las fotos son espectaculares. Hay una duda que no se como lo resolveis. Cuando estáis acampados por libre, «en un prado cerca del bosque», y hacéis visitas turísticas, vais con todo el equipo, o dejáis la casita aparcada?

    1. Gracias Iñaki! Normalmente dejamos la casita aparcada en el jardín…😉Si nos pilla en ruta, depende del sitio, nos la llevamos.

Nos motiva mucho que comentéis las publicaciones!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.