Las Bárdenas Reales de Navarra y las despedidas.

Tan solo era una escapada, un sube-baja para dispersar la mente de tanto subidón. Imaginaros la de cosas que te pasan por la cabeza cuando estás a punto de iniciar una aventura como lo es Con seis ruedas… Es una suma de emociones interesantes, muchas de ellas contradictorias, un no parar de inestabilidad, tanto física como mental, no sabes donde dejas las cosas, lo pierdes todo en todo momento, y, en nuestro caso en concreto, dormir en 3 camas diferentes, en 2 casas durante 4 meses, no ayuda a ubicarte en absoluto.

Pero, ¿ y que es eso de una emoción interesante?, pues posiblemente tenga un nombre más guay, pero es el que se me ocurre para definir lo que sentía. Nervios sostenidos, calma intranquila, ilusión y pesar, pero ganas, muchas ganas de ver a tu gente, aunque sepas que es para despedirte. De unos es irremediablemente para siempre, de otros es un hasta pronto, y de otros pocos es un hasta luego. Pero las despedidas, las que son de verdad, aunque sean en un contexto positivo, siempre son duras, y para mí, hasta son incómodas y extrañas. Y ésta, aun es más incómoda y extraña, más que por la despedida en sí, es por lo que implica, que aunque estoy cumpliendo mi sueño, mi propósito o mi meta, dejaré de ver a la gran mayoría.

Con unos quedas para comer, comidas que se alargan hasta la cena, donde el tema por suerte, no es solo nuestra aventura. Con otros quedas para cenar, o para tomar algo, o para desayunar o merendar. Dependiendo del lazo de unión, acabas haciendo una cosa o otra. Y luego está la familia. Comidas, cenas y meriendas, repetidas veces, en diferentes situaciones y con diferentes excusas, pero todas, todas importantes. Éstos, más unos pocos de los otros, son los que te esperarán, los que mientras haces carretera, estarán acompañándote y preocupándose por dónde duermes, preguntándote si comes bien o si tienes ropa limpia.

Pero al tema. ¿Y porqué las Bárdenas Reales? Por diferentes motivos, el principal era el de dispersar la mente. Pero había otros igual de interesantes también. Nuestro querido Instagram, ese pozo sin fondo de sabiduría y entretenimiento, me enseñó unas fotografías de unas formaciones montañosas un tanto peculiares, y me dije, ¿porqué no vamos ha hacer unas fotos y salimos un poco del bucle?. Y como que nos falta tiempo para tomar decisiones de este tipo, allí que fuimos.

Castildetierra

¿Y que son las Bárdenas Reales?, pues es un paraje semi-desértico en la provincia de Navarra, declarado Reserva de la Biósfera por la Unesco. El paso del tiempo y la erosión de los suelos de arcilla , han dado lugar a unas formaciones montañosas más que curiosas. Por lo visto se han rodado episodios de Juego de Tronos, y películas como Airbag o El mundo nunca es suficiente. La visita se hace en un día, o si quieres en 3 horas. Tienes 3 opciones para recorrer la parte curiosa del paraje, que viene a ser 1/3 de todo el parque. En coche, en bici o caminando. Nosotros escogimos el coche ya que de momento no nos motiva caminar o ir en bici por el desierto. No es necesario un 4×4 para recorrer los 30 km por los que se puede circular. No es un recorrido libre, es un camino que te indican en la oficina de información, justo a la entrada del parque. Pasarás por los puntos clave, y podrás parar tantas veces como quieras sin problemas.

Si pudiera, me gustaría plantarme en la entrada de algún recinto o paraje como éste, y preguntar a todos los que entran cuál es el motivo por el que están allí. La verdad que no vimos a mucha gente, pero la que vimos, era muy pintoresca. Los que me parecieron más curiosos fueron una pareja que imagino necesitaban fotos para llenar su cuenta de Instagram, porque ir a un desierto en un descapotable y zapatos de tacón alto, me atrevo a decir que cómodo no es, y seguro que ella, a gusto no estaba. También un grupo de chavales en bici, que la rodilla de uno de ellos no olvidará la excursión, pero que tuvo la suerte de cruzarse con una pareja que llevaba botiquín en su coche. Y para rematar, una pareja de franceses a los que no les quedó claro que está prohibido subirse a cualquier sitio donde te pone «prohibido subirse» en 4 idiomas diferentes, aunque sea para tomarte la foto de rigor…vamos, que el día dio de sí.

Me atrevo a recomendar una visita, y si quieres añadir la visita a Tudela, puedes redondear un día de escapada…

Vistas de una casa deshabitada

4 comentarios sobre “Las Bárdenas Reales de Navarra y las despedidas.

  1. Molt xulo!! Ens ho apuntem per fer una escapada 👍
    Gaudiu molt de cada moment i gràcies per compartir la vostra aventura amb nosaltres. Petonets 😘😘

  2. Preciosa crónica de vuestra escapada y de como os habeis sentido con la despedida de toda la familia y amigos… Que deciros k no sepais ya ??? Espero k esteis bien… k disfruteis cada segundo…aqui siempre os estaremos esperando con los brazos abiertos.
    Os queremos !!

    1. Gracias por tu comentario Cristina. On Estamos muy bién disfrutando cada momento de un sueño hecho realidad!!! Besos a todos!!!

Nos motiva mucho que comentéis las publicaciones!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.