Efectivo o tarjeta, la mejor opción para viajar.

Una de las preguntas que más nos hace la gente es, cómo lo hacemos con el tema de la moneda y el cambio de dinero. Aun estando en Europa, ya hemos usado 5 monedas diferentes, Libra, Corona Danesa, Corona Sueca, Corona Checa y por supuesto el Euro. Como cabe esperar, no llevamos tanto dinero en efectivo en diferentes monedas, así que la única opción son las tarjetas bancarias, ya sean de crédito o débito.

Este caso lo podemos extrapolar a un único o varios destinos en tus próximas vacaciones. Imaginemos que te vas a Islandia, China, Estados Unidos, Marruecos o Filipinas, cualquier destino… Si tu moneda habitual es el Euro o el Dólar, juegas con ventaja con muchas monedas, tendrás más dinero del país de destino por menos Euros por ejemplo. En cambio, si viajas a Reino Unido, es al contrario, tendrás menos Libras por más Euros, tal y como están las cotizaciones hoy día. 

Diferentes divisas

Antiguamente recurríamos al banco a pedir moneda del país de destino y al cabo de unos días la podíamos recoger. Hoy día funciona igual si quieres, pero el banco no te da nada por nada. Las comisiones por gestión, imposición y cambio suelen ser abusivas, y el viaje te acaba saliendo bastante más caro. Rondan el 3 ó 5%, dependiendo de la entidad claro y la vinculación que tienes. Eso pueden ser entre 30 y 50€ por cada 1000 €.¿ Prefieres una cena o dárselo al banco? Personalmente lo tengo claro… Pero entonces…

Casa de cambio típica de aeropuerto
Casa de cambio típica de aeropuerto

¿Qué podemos hacer para no tener que pagar tanto?. 

Pues primero de todo dejaremos de llevar moneda del país de destino desde el país de origen, no cambies moneda en tu banco, te saldrá muy caro. Pero, no lo arreglaremos todo con eso. Si prefieres ir con grandes cantidades de dinero en efectivo por el mundo, aun sabiendo los riesgos que ello supone, te aconsejo que cambies tu moneda local en el país de destino, y no lo hagas ni en aeropuertos ni en lugares céntricos. Las tasas de cambio son más caras, aunque el cambio sea el mismo, la comisión será más elevada. Puedes cambiar una pequeña cantidad en el aeropuerto si es que tienes que pagar algo inmediatamente como un taxi por ejemplo, pero el cambio grande hazlo en un Exchange o casa de cambio no turístico. Evita por completo el cambio callejero por muy tentador que sea, probablemente sean billetes falsos, o como pasaba en Praga, te los cambiaban por billetes antiguos rusos muy parecidos y sin valor alguno.

Debes saber también que hay un máximo de dinero en efectivo con el que puedes viajar. Una forma de controlar el dinero negro o el tráfico ilegal es controlando las salidas de efectivo, por ejemplo, en los aeropuertos o aduanas de cualquier país. Como máximo puedes viajar con 10.000€ o su equivalente en cualquier moneda, o desde EEUU, 10.000$ o su equivalente en cualquier moneda. Se contabiliza como unión familiar, si sois 4, siguen siendo 10.000, y también cuentan cheques de viaje o Ticket Restaurant por ejemplo.

Si sigues queriendo llevar efectivo, reparte la cantidad total en diferentes escondites de tu equipaje de mano y nunca lo factures, ni el dinero ni objetos de valor! Sepáralo de documentos como el pasaporte o ID y no lleves nunca toda la cantidad encima cuando llegues al destino.

Recuerda que viajar con un seguro es fundamental, puedes necesitar cobertura en un montón de situaciones, no sólo médica, también por pérdida de equipaje, anticipo de dinero o pérdida de las tarjetas!. Contrata tu póliza en un momento!

La otra alternativa y mi preferida son las tarjetas bancarias, pero también tienen sus pros y contras. Vamos a por ellos:

  • Primero, debes consultar si tu tarjeta está activada para ser utilizada en el extranjero y para qué operaciones. Muchas veces, por temas de seguridad, bloquean su uso total o parcialmente y así evitan un posible uso fraudulento. Si es así, que desactiven esa opción, o posiblemente puedas hacerlo tu, como es el caso de los clientes de ING.
  • Segundo, debes averiguar en tu banca móvil o en tu oficina, qué comisiones te cobran por operaciones en el extranjero, tanto para retiradas en efectivo como por pagos de tus compras o restaurantes.
  • Tercero, tener claras las diferencias entre crédito y débito, y si son diferentes las comisiones a aplicar en tu banco.
  • Cuarto, los límites que tienes en tu tarjeta, tanto de retiradas en efectivo, como de compras, diarias, semanales y mensuales. Es bueno tener límites para evitar sustos ante un posible robo o uso fraudulento, pero debes ser consciente de cuál es ese límite para no quedarte sin dinero.

Parece muy complicado y largo, pero no lo es, con entrar a tu portal móvil o visitar tu entidad, lo solucionas en un momento. Cuando vayas, ves con la idea que existen tarjetas que no te cobran ni por mantenimiento, ni por movimiento, ni por operaciones en el extranjero, ni por retiradas de efectivo en todo el mundo. Si tu banco es capaz de darte eso, no cambies. Como no será el caso, paso a detallarte cuáles son esas tarjetas y las diferencias entre ellas, para que así puedas elegir la que más te convenga. 

N26, de origen alemán, el primer banco 100% de uso por móvil, con una aplicación muy sencilla pero con toda la info que necesitas. Tardas 8 min. en abrir una cuenta a través del móvil y recibes tu targeta en casa gratis!.

  • 0,00€ al mes mantenimiento.
  • Pagos sin comisiones en cualquier divisa.
  • Hasta 5 retiradas de efectivo al mes sin comisiones en cualquier cajero de cualquier entidad bancaria. 2€ de comisión a partir de 5 retiradas. Si es moneda extranjera tiene una comisión del 1,7%, mucho menos que cualquier banco corriente.
  • Transferencias bancarias gratuitas. Si son de otras monedas, se realizan con valor inter-bancario, sin comisiones y por el valor real en el momento.
  • Enviar, recibir o solicitar dinero a traves de MoneyBeam a tus amigos.
  • Envío de mensajes a tu móvil avisando de cualquier movimiento en tu cuenta.
  • Acceso a la app con huella dactilar.

N26, dispone de tres tarjetas diferentes, la Transparente, de la que ya hemos hablado, la Black, de la que hablaremos ahora, y la Metal, de la que no hablaremos ya que no veo justificado su precio.

  • 9,90€ al mes mantenimiento.
  • Pagos sin comisiones en cualquier divisa.
  • Todas las retiradas de efectivo al mes sin comisiones en cualquier cajero de cualquier entidad bancaria de todo el mundo.
  • Seguro Allianz que cubre retraso en vuelos, gastos médicos «con límites», robo y/o pérdida equipaje y garantía extendida de todos tus compras.
  • Transferencias bancarias gratuitas. Si son de otras monedas, se realizan con valor inter-bancario, sin comisiones y por el valor real en el momento.
  • Enviar, recibir o solicitar dinero a traves de MoneyBeam a tus amigos.
  • Envío de mensajes a tu móvil avisando de cualquier movimiento en tu cuenta.
  • Acceso a la app con huella dactilar.
500x364

Bnext, de origen español, funciona a base de recargas. Tienes un número de cuenta corriente igual y tu tarjeta de débito, pero el truco está en pasar dinero de tu cuenta habitual a la tarjeta, de esta forma mucha gente controla mejor sus gastos. 

  • 100% uso por móvil.
  • Gratis y sin comisiones.
  • 3 retiradas en cajeros españoles gratis.
  • Tasa de cambio oficial al pagar, retirar o enviar dinero. 
  • Solicitar, enviar y recibir dinero a través de Bpay.
  • Te envían divisas a casa si las solicitas al mejor cambio inter-bancario. 
  • Puedes recargar tu tarjeta tantas veces como quieras.

Ahora te toca decidir cuál es la mejor opción para ti. Ten en cuenta que ninguna de estas opciones supone dejar de trabajar con tu banco. Tan sólo es una forma de ahorrarte mucho dinero y poder controlar mucho mejor tus gastos en un viaje. Es bueno diversificar y tener controladas todas las opciones que nos ofrecen. 

También debes saber que son tarjetas de Débito, y que es bueno llevar siempre una tarjeta de Crédito en cualquier viaje, no es necesario usarla, pero siempre viene bien ese recurso, por ejemplo para alquilar un coche o como medio de pago para ganar puntos en compañías aéreas. En resumen, somos partidarios de llevar algo de efectivo para pagos pequeños o monedas, por ejemplo para hacer lavadoras si el viaje es largo o para parquímetros si viajas en coche.

Y por último, consulta en internet si tu destino dispone de cajeros automáticos o si usa una moneda que cotice. En Iran por ejemplo VISA y Mastercard no funcionan, y en Nepal, no es nada fácil encontrar un cajero. Si la moneda que usa el país no cotiza, te será imposible cambiar el dinero que te sobre, deberás gastarlo absolutamente todo en el propio país. ¿Y como gasto las monedas o el dinero que me queda?, muy fácil, en el aeropuerto antes de embarcar, haces alguna compra de última hora o para la comida, pagas con todo el efectivo que tengas, y si no te llega, pagas la diferencia con la tarjeta!. 

2 comentarios sobre “Efectivo o tarjeta, la mejor opción para viajar.

Nos motiva mucho que comentéis las publicaciones!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.